¿Por dónde empezar? La Marca

jueves, marzo 29, 2012

Es la pregunta de muchos diseñadores al ingresar al mundo de la moda. Como comenzar sus pasos, como proteger el producto de su esfuerzo, como lograr distinguirse del resto?
Todas estas respuestas van de la mano con la planificación que se haga para proteger su inversión y talento  con las herramientas que el derecho nos otorga.

Es cierto que quizás comenzar a planificar la protección de sus creaciones implica invertir dinero que no representa una ganancia, tan ansiada al comienzo de cualquier negocio. Pero ello no implica entenderlo como un “gasto” si no más bien como un “costo”. Costo que debe asumirse si se quiere lograr trascender, tener un lugar dentro del mercado y lograr ser reconocido.

Ahora bien, por dónde empezar? Entiendo necesario comenzar por la elección de una marca, un nombre con el que se desee ser identificado, un logo también con el que se asocie ese nombre. En este campo se requerirá ser innovador y elegir un nombre otorgue  la posibilidad de distinguirse del resto.

Con el nacimiento de este nombre, tendremos nuestro primer costo formal: el registro del mismo.

Así tendremos el primer contacto con el Derecho de Marcas, que es la protección que otorga la ley a todo signo con carácter distintivo para distinguir un producto o servicio de otro.

Ello así, las marcas revisten un carácter trascendental, y si se quiere, el de mayor importancia dentro de los derechos de propiedad industrial en el mundo de la moda, por cuanto mediante las mismas, se puede diferenciar los productos de un diseñador de los de otro.

Además, no debe perderse de vista el valor inmensurable que tienen los signos en esta rama de la industria, por cuanto nadie duda del carácter asociativo que ellos tienen aparejado, como la "pipa" para distinguir los productos de Nike o "CH" para hacer lo suyo sobre los de Chanel.

Resulta asimismo de gran utilidad a la industria la protección de monogramas (tales como los de la casa Louis Vuitton o Chanel), los grabados y estampados protegidos como marca, los cuales tienen una importancia indiscutible y otorgan también carácter distintivo.

El registro de la marca puede hacerse tanto de forma personal como así también contratar a una persona (agente de propiedad industrial) para que lleve a cabo el mismo por nosotros.

Cuál es el beneficio de que sea un agente el que lleve a cabo la gestión? Nos ayudara como primera medida a hacer que nuestro registro no tenga inconvenientes (vistas, oposiciones, etc.) y que si el mismo los tiene, no perdamos nuestro valioso tiempo en preocuparnos por los mismos y sean resueltos de manera expeditiva y sin generar mayores costos.

Asimismo, nos asesoraran sobre cómo hacer el registro de forma adecuada y hasta en algunos casos, podrán hacer modificaciones en los logos o tipografías a utilizar.

También, realizaran el seguimiento de nuestras marcas para evitar que se soliciten marcas parecidas o que puedan llevar a confusión.

En fin, si bien en un comienzo contratar a un agente incrementara un poco nuestro costo, los cierto es que los beneficios que trae la intervención de un profesional especializado, son inmensurables.

Por ahora es todo… espero que haya sido de utilidad y no duden en enviarnos sus consultas, que las responderemos a la brevedad!

Buscar en Derechodelamoda.com.ar

Derecho de la Moda All rights reserved Design by Blog Milk : Blogger