CRISIS EN EL MUNDO DE LA MODA: VALORIZACION DE LOS INTANGIBLES Por Esteban Carbonell O´Brien

miércoles, abril 01, 2015


En un artículo anterior, señalamos la necesidad de asignarle un valor de los intangibles y en particular a aquellos relacionados con el mundo de la moda. La valorización de estos activos y su incorporación racional al patrimonio de los diseñadores y sus empresas podrían evitar la crisis, por la que pueden atravesar por falta de previsión y buen tino en los negocios. A ello, adicionarle, lo que esgrimíamos en una última obra titulada: “Herramientas de Gestión de Crisis”. Brasilia, 2013, a través del sello editorial Guerra Editora. www.guerraeditora.com.br respecto al uso racional al interior de la empresa de instrumentos, como el marketing, renovada producción y una novedosa práctica de estrategias de control de costos, gastos y de personal.
Sin embargo, resulta necesario para entender lo que explicamos, ingresar a analizar casos reales en otras latitudes dado que nuestro mercado local de la moda es aún incipiente pero en franco desarrollo manifestándose en ferias o semanas de la moda en Lima, contando con la participación de noveles modistos y diseñadores entre los que destacan Dávila, Casanova, Privat, Sivirich, Venero entre otros.

DE LA CRISIS DE LA MODA EN ESPAÑA
En España, a inicios del 2012, Modesto Lomba abandona su taller en Madrid, Victorio & Lucchino en razón de una quiebra. De igual forma, Adolfo Domínguez cierra 47 tiendas. La moda española no atraviesa su mejor momento en términos financieros. La situación en la que se encuentra el país parece haber influido gravemente en el desarrollo de la actividad económica de las grandes firmas nacionales. Desde que hace unos años, nombres como los de Carmen March, Amaya Arzuaga o David Delfín tuvieran que admitir dificultades, la lista de creadores en crisis no ha parado de aumentar, dejando al descubierto una situación que parece agravarse con el paso del tiempo.
Otra figura fulgurante en España como Carmen March, fue una de las primeras en sufrir las consecuencias de la crisis, cuando en junio de 2010 tuvo que abandonar  la industria tras un año de aventura empresarial con su tienda en Madrid y once en el mundo de la moda. Sin embargo, tras este parón, parece que la mallorquina ha vuelto al sector gracias a su nombramiento como directora creativa de la línea de mujer de la firma española Pedro del Hierro.  
A nuestro juicio, la crisis crea nuevas oportunidades y es el mejor momento para readaptarse: salir del país de origen en busca de mercados más fuertes y tener más creatividad. Sin embargo, las soluciones a aplicarse no son las mismas para una firma consagrada con una estructura empresarial mucho más sólida y con personas a su cargo, que una pequeña industria de la moda. Es importante diferenciar o en su defecto conocer el lado empresarial del negocio de la moda, pues detrás de cada gran diseñador debe haber un complejo empresarial. En suma, se recomienda que no sean autodidactas o ir improvisando sobre la marcha. 
Ejemplo de este tándem entre creación y empresa es la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada, que empezó como diseñadora pero enseguida comprendió el concepto de diseño global y creó una buena estructura empresarial. Lo cual implica una fórmula mágica: “intenta sorprender a tu cliente” y sorpréndelo, no tanto intentando desconcertarlo, sino confirmándole que en tu escaparate está eso que él quiere”. 
Una de las soluciones más eficaces ante esta situación de crisis es la búsqueda de nuevos clientes en el extranjero sea de manera presencial o innovando vía el ciberespacio (internet on line), sumada a valorizar los intangibles que sirvan como garantía real de nuevos emprendimientos, lo cual implicaría contar siempre del auxilio de sponsor o auspiciadores.
Contrariamente a la actual situación española, otros países asiáticos o de Oriente Medio se encuentran en pleno apogeo, convirtiéndose así en los mejores clientes para las firmas españolas, que ven en ellos una importante fuente de ingresos.
David Delfín y Amaya Arzuaga fueron los primeros en cerrar sus tiendas y apostar por la venta online. El ganador del premio L´Oreal en esta última edición de la Mercedes Benz Fashion Week cerró sus dos tiendas de Madrid hace unos años, mientras que la burgalesa hizo lo mismo con los 400 metros que tenía en la calle Lagasca. 
A pesar de no tener tiendas "brick", el ejemplo de estos dos creadores españoles demuestra que la venta online es una de las apuestas fuertes y que puede convertirse en una solución a la hora de recortar gastos y prevenir crisis patrimoniales. 
Regresando V&L Costura Diseño y Moda, la empresa matriz diseñadores José Víctor Rodríguez Caro y José Luis Medina del Corral, conocida como marca: Victorio & Lucchino, tuvo que afrontar una solicitud de concurso de acreedores. Ante esta solicitud de concurso necesario de acreedores, la empresa se allana al concurso con el objetivo de reestructurar la deuda y conseguir un convenio o solicitar la liquidación de la compañía.
Dicho concurso de acreedores impagos son por deudas frente a la Agencia Tributaria, la Administración local en Sevilla y procedimientos ante el juzgado de lo social que se traducen en impagos a trabajadores. Existen ya algunos embargos preventivos a favor del Estado para hacer frente a 1,2 millones de deuda.
En dicho entretelones, los dos modistos se limitaron a anunciar una reestructuración de la empresa y varios despidos. En un escueto comunicado, la empresa sevillana afirmó que cuenta con un "solvente plan de viabilidad que garantiza la continuidad de la firma y la actividad", e informó de que "no hará valoraciones" del proceso concursal en el que está inmersa. Ello dada la complejidad del caso y la reprogramación de pagos a largo plazo. Servirá acaso, en estos momentos, asignarle un valor a los intangibles?
Otro caso emblemático es del diseñador Adolfo Domínguez y su empresa de la moda que  registró pérdidas ascendentes a 9,69 millones de euros en los nueve primeros meses de su año fiscal (entre el 1 de marzo y el 30 de noviembre del 2012), lo que supone casi duplicar los 5,21 millones de euros que perdió en el mismo periodo del año precedente, tal como informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Las ventas del grupo alcanzaron los 101,27 millones, un 9,18% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, por la caída de ventas en España, en un entorno de "intenso deterioro" de la situación económica marcada por el retroceso del consumo privado.
Asimismo, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) pasó de 6,07 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio fiscal 2010-2011 a los 'números rojos' de 908.000 euros.
La firma textil destacó además que mantuvo un ritmo sostenido de aperturas a la vez que continuó con los procesos de cierre de puntos de venta que siguen sin alcanzar el punto.
En concreto, la compañía gallega, que contaba con un total de 713 establecimientos al cierre de noviembre, abrió un total de 94 tiendas, al tiempo que cerró 46 puntos de venta, de los cuales 34 fueron en España, al no alcanzar los niveles mínimos de rentabilidad esperada. 
Del total de aperturas, 69 corresponden a mercados exteriores y 23 al mercado local español. Acaso, la internacionalización fue causante de su crisis? Y la valorización de sus intangibles atraerá a más inversionistas?

A modo de colofón: En el mundo existe y existirán siempre diferencias y de todo tipo. Nos queda adaptarnos a los cambios, en particular, los de índole financiero. El diseñador debe ser emprendedor no sólo en sus obras, sino en el manejo de su empresa. Generar seguridad en su entorno no sólo por proyección de una imagen o una sólida reputación de su marca, sino frente a sus inversionistas, quienes deben aprender no sólo a confiar de lo intangible sino tener la seguridad que éste tiene un valor real.

Buscar en Derechodelamoda.com.ar

Derecho de la Moda All rights reserved Design by Blog Milk : Blogger